Mi corazón y otros agujeros negros

6 oct. 2015



Título: Mi corazón y otros agujeros negros.
Original: My Heart and Other Black Holes.
Autor: Jasmine Warga.
Editorial: Montena (PRH).
Precio: $219.00

VALORACIÓN

Aysel tiene dieciséis años y le faltan motivos para seguir adelante. En un pequeño pueblo donde ser diferente está mal visto, ella carga con el peso de tener un nombre y un aspecto extranjeros y con el estigma del terrible crimen que su padre cometió. Sin amigos y con una familia que la rehúye, Aysel siente que su corazón es un agujero negro y que algo dentro de ella devora todos sus sentimientos.
Pero cuando conoce a Roman, un chico que vive atormentado por la culpa, siente que algo cambia. Con Roman las horas que antes se le hacían inacabables ahora pasan volando. Con Roman es capaz de imaginar un mundo mejor. Con Roman podrá hablar de los secretos que ha escondido durante años... A medida que los dos jóvenes vayan conociéndose, Aysel deberá decidir: ¿sigue queriendo acabar con todo?, ¿o prefiere ver qué les depara el futuro?

Un libro con una temática bastante fuerte y que no debe tomarse a la ligera: la depresión y el suicidio. 
Siempre he creído que nosotros no elegimos a los libros, sino que, ellos nos eligen. Y eso es precisamente lo que me ocurrió con esta historia. Tal vez suene extraño, pero "Mi corazón y otros agujeros negros" llegó en el momento justo. Voy a comenzar por decir que, este momento de mi vida no es el mejor, pero al leer esta novela, muchas cosas encajaron, y fue como estar leyendo mucho de eso que siento. Me impresionó bastante el hecho de leer a Aysel y decir: Te comprendo. 
Pero bueno, esto no es terapia, así que vamos a lo qué pienso del libro. 

Como lo dije al principio, el tema de la depresión y el suicidio es muy delicado y tiene que tratarse con sumo cuidado, y la autora lo logró en estas 284 páginas. 

La historia gira en torno a dos personajes principales, Aysel y Roman, los dos están deprimidos, tristes y les faltan motivos para seguir viviendo, siendo esto lo que los une y los orilla a convertirse en compañeros se suicidio. Cada uno tiene sus demonios, sus culpas y sus razones para dejar de vivir.


Todo el mundo dice eso de que <<el suicidio es la solución de los cobardes>>. Supongo que sí lo es, estoy tirando la toalla, rindiéndome. Escapando del agujero negro que me depara el futuro, evitando crecer para convertirme en la persona en que me aterroriza convertirme. Sin embargo, el hecho de que sea una solución cobarde no significa que vaya a ser fácil.

Cuando comencé a leer esta historia no sabía como la autora iba a tratar este tema, me preocupaba que fuera la típica historia en la que los motivos de la protagonista para hacer lo que hace (sea cual sea el caso) son tontos o que no están bien cimentados. Pero conforme iba leyendo a Aysel fui conectando tanto con ella, que me daba la impresión de estar pasando justo por lo que ella estaba viviendo. Me identifiqué en muchos aspectos. Su día a día era oscuro, sin motivación y en cada página te transmitía esa tristeza y desolación. Sus motivos: el miedo. El hecho de arrastrar con el crimen de su padre, el que todos la señalaran aunque es obvio que tuvo nada que ver con eso.
Y ahora Roman, ¡ay Roman, Roman! o como me gusta llamarlo: Robot congelado ♥ 
Al igual que Aysel, quiere morir, su motivación: la culpa. A pesar de vivir atormentado, la primera vez que aparece en la historia da la impresión de estar todo, menos deprimido, al menos eso nos cuenta Aysel, pero conforme vamos conociendo más de él, descubrimos que en realidad apenas sobrevive. Roman podría pasar por un chico popular, jugador de básquet, animado y con deseos de vivir, pero en el fondo tiene planes de realizar un viaje, del cual no regresara. 

A pesar de parecer todo un enorme drama (cosa que no falta) es una historia linda, más allá de los temas delicados, la relación entre los personajes principales es fuerte, la química que existe entre ellos se siente desde el primer encuentro, y aunque el motivo que unió sus caminos sea morir, bien podría ser también esto, lo que los haga valorar la vida más que otra cosa.

El libro es de lectura rápida, con capítulos cortos que hacen que pase el tiempo volando. Todo se desarrolla en un período relativamente corto. La autora plasma solamente lo importante, sin entrar en tramas secundarias, ni datos innecesarios. Y al menos en mí, saber ciertas cosas de la vida de Aysel y Roman me mantuvo pegada a la páginas. 
Otra cosa que me agradó en demasía de la novela, es la forma en que inicia cada capítulo, esa cuenta regresiva acercándonos al desenlace, ese: <<quedan veinte días, diez días, doce días>> créanme que era una sensación extraña, un hueco en el estomago, no sé como interpretarlo, o sea, nos estábamos acercando a un final, en mi opinión, muy predecible, pero no por eso menos interesante. 

Pero no todo fue perfecto, tuve un serio problema con un detalle... el final. Si hay algo que de verdad me molesta son los finales abiertos, y este libro lo tiene. ¡Por Voldemort! yo quería que la autora me dijera qué había sucedido en concreto, no que me dejará imaginando historias. 

En fin, estoy haciendo un gran esfuerzo por no revelar nada que no deban saber, ya saben, los temidos spoilers, así que hasta aquí dejaré mi sentir. 
Como resumen: un historia redonda, entretenida, pero que tienen que ser leída en el momento justo. Los personajes son interesantes, muy humanos, en el sentido de que son frágiles, con problemas como cualquier otra persona. Una novela sin relleno y sin andarse por la ramas. 

* * *

La depresión es un enfermedad de la cual no se puede salir sola. Hay que buscar ayuda, hablar con quien tengas que hacerlo. El suicidio a pesar de lo que dicen que es la salida fácil, créanme que solo una persona muy valiente puede tomar una decisión como esa, es un momento de desesperación en el que solo quieres acabar con eso que te lastima, que no te deja vivir en paz. Sí, tal vez la idea cruza por tu mente uno segundos, es un chispazo, pero que te puede costar la vida. 

¡LA VIDA ES BELLA, Y VALE LA PENA VIVIRLA!


Muchas gracias por pasar esta semana, nos leemos en la próxima.



Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.